jueves, 10 de enero de 2008

ILICH RAMIREZ SANCHEZ CARLOS EL CHACAL







Carlos o Chacal. Ilich Ramírez Sánchez
Nacionalidad: Venezuela
Caracas 1949
Revolucionario y terrorista
Descendiente de una familia acomodada económicamente, desde su juventud está influido por las tendencias marxistas de su padre, que defiende la lucha armada. Si por parte de la familia paterna, Ilich y sus tres hermanos reciben enseñas revolucionarias, su madre luchó por ejercer en ellos una influencia contraria. Trató de inmiscuirles modos conservadores y que abrazaran el catolicismo. Finalmente logró que se trasladaran a Londres. Estando en la capital británica Ilich se dejó cautivar por la vida superficial de la alta sociedad, llegándose incluso a convertir en un playboy. Sin embargo, los estudios resultaban un fracaso para él, por lo que su padre encontró la excusa perfecta para enviarle a estudiar a Moscú. En este ambiente, entra en contacto con estudiantes palestinos relacionados con la lucha armada. Sin embargo, la buena vida que había llevado en Gran Bretaña sigue dominando sus actos. Esta situación provoca que le expulsen en 1970 de la Universidad. Parece ser que entonces ya mantenía relaciones con la KGB. A comienzos de esta década ingresa en el Frente Popular de Liberación de Palestina. En estos años participa en la guerrilla con el ejército del Rey Hussein de Jordania, donde desarrolla su actividad como estratega. Vuelve a Londres como agente secreto. En esta ciudad regresa a sus costumbres de antaño, aunque en esta ocasión compagina la lucha con la vida social. Su primeros actos terroristas resultan fallidos. En consecuencia abandona la cuidad, perseguido por los servicios secretos que le apodan "Chacal". Para encubrir su verdadera identidad emplea distintos nombres. Uno de ellos y por el que sería mundialmente conocido es el de Carlos. En 1973 se instala en París y se le hace responsable del estallido de varios coches-bomba que se activan en las sedes de algunos diarios. Poco después se traslada a Holanda, donde colabora con el Ejército Rojo Japonés en el secuestro de la embajada francesa. Todo se complica y termina con un resultado trágico. Su conocimiento exhaustivo de seis lenguas le permite viajar por todo el mundo y pasar inadvertido. Comienza a ser considerado como el enemigo número uno del capitalismo occidental. Los actos sangrientos se van acumulando en su trayectoria personal. En 1975, cumpliendo los planes trazados por un grupo alemán y árabe, secuestra a once ministros de la OPEP en Viena, que traslada a Argel en un avión. A cambió de dinero perdona la vida a dos de éstos. A partir de la segunda mitad de la década de los setenta se pierde su rastro. Este, junto con sus secuaces, se esconde en Hungría., donde acumula explosivos. La policía también barajó la posibilidad de que estuviera refugiado en Rumanía. En 1982, uno de sus más estrechos colaboradores y su novia son localizados y detenidos en Francia. Carlos amenaza a las autoridades galas con una acción armada. Poco después explota una bomba en un tren galo, donde estaba previsto que viajara Jacques Chirac, atentado en el que mueren cinco personas y resultan heridas casi otras treinta. Los atentados prosiguen con cruentos resultados. Uno de los más atroces sucedió el 31 de diciembre de 1983 cuando realiza dos atentados en la línea ferroviaria de alta velocidad París-Marsella y en la estación de Saint-Charles, situada en esta última localidad. Finalmente la autoridades francesas optan por poner en libertad a su compañera Magdalena Knopp. Tras la caída del muro de Berlín se desconoce su paradero. Se sospecha que puede estar en Siria. En este momento su lucha ideológica pierde consistencia, aunque Carlos no deja de ser un terrorista y se vende al mejor postor. En la década de los noventa Siria le manda a Libia, pero en este país le rechazan. Finalmente se traslada a Sudán, donde abraza la religión islámica. Aunque colabora con la policía de este país, en 1994 es entregado a Francia. Tras ser procesado en París por algunos de los atentados cometidos, es encerrado en la cárcel. En 1997 se celebra un juicio por otros atentados y se le condena a cadena perpetua. Por otra parte le esperan otros muchos juicios por un gran número de delitos. Además es reclamado por otros países como Libia o Austria, que le acusan de haber asesinado a compatriotas suyos. En lo que respecta a España parece ser que entre los años setenta y ochenta mantuvo contactos con ETA.

Carta de Hugo Chávez a Ilich Ramírez Sánchez alias «El Chacal»

Hugo Chávez Frías

000391

Miraflores, 03 de Marzo de 1999.

Ciudadano
Ilich Ramírez Sánchez
Presente
Distinguido Compatriota:

Nadando en las profundidades de su carta solidaria pude auscultar un poco los pensamientos y los sentimiento, es que todo tiene su tiempo: de amontonar las piedras, o de lanzarlas… de dar calor a la revolución o de ignorarla; de avanzar dialécticamente uniendo lo que deba unirse entre las clases en pugna o propiciando el enfrentamiento entre las mismas, según la tesis de Iván Ilich Ulianov. Tiempo de poder luchar por ideales y tiempo de no poder sino valorar la propia lucha… Tiempo de oportunidad, del fino olfato y del instinto al acecho para alcanzar el momento psicológico propicio en que Ariadna, investida de leyes, teja el hilo que permita salir del laberinto…

El Libertador Simón Bolívar, cuyas teoría y praxis informan la doctrina que fundamenta nuestra revolución, en esfíngica invocación a Dios dejó caer esta frase preludial de su desaparición física: ¡Cómo podré salir yo de este laberinto…! La frase, de contenido tácito y recogida por su médico de cabecera, el francés Alejandro Próspero Reverend en sus Memorias, es llama profunda de iluminación del camino que seguimos.

Otro francés, Alejandro Dumas, finaliza su obra El Conde de Montecristo con esta frase de Jesús: «La vida de los hombres está cifrada en dos palabras: Confiar y Esperar, induciendo a pensar que al final de la batalla aparecerá algún Supremo Alguien que, investido de sabiduría como el Abate Faría inspiró el camino de salida, envuelto en nuevas síntesis revolucionarias en aproximación al Dios que cada uno lleva en su corazón.

Digamos con Bolívar que el tiempo hará prodigios sólo en cuanto mantengamos rectitud de espíritu y en cuanto observemos esas relaciones necesarias que se derivan de la naturaleza de las cosas. La humanidad es una sola y no hay magnitud espacio-tiempo que detenga el pensamiento del héroe caraqueño. Digamos con él:

Yo siento que la energía de mi alma se eleva, se ensancha y se iguala siempre a la magnitud de los peligros. Mi médico me ha dicho que mi alma necesita alimentarse de peligros para conservar mi juicio, de manera que al crearme Dios permitió esta tempestuosa revolución, para que yo pudiera vivir ocupado en mi destino especial.

Con profunda fe en la causa y en la misión, !por ahora y para siempre!

HUGO CHÁVEZ FRÍAS

llich Ramírez Sánchez

Lugar de nacimiento: Caracas, Venezuela
Fecha de Nacimiento: 12 de octubre de 1949
Nacionalidad: Venezolana
Raza: Blanca
Sexo: Masculino
Estatura:
Complexión: Gruesa
Otras señas particulares:
Estatus: Detenido en Francia, Condenado a Cadena Perpetua
Alias: Carlos, El Chacal.

Antes de Bin Laden o Hussein, un venezolano fue el enemigo número uno del planeta Tierra. Cuasi ícono pop de los setenta y los ochenta, la historia de Carlos está contada con más bulla que cabuya. Su carrera -más llena de operaciones fracasadas que de otra cosa- y la mayoría de las operaciones que se le acreditan, han sido desestimadas por historiadores de todo el mundo.



Los grupos terroristas le atribuían atentados en busca de un efecto mayor al causado. La CIA le atribuía más aun para forzar a las agencias de inteligencia de otros países a colaborar con ellos o simplemente para presionar a un gobierno.

En la mayoría de los casos Carlos estaba en su casa, donde quiera que fuera, fumando habanos y disfrutando su fama de asesino sanguinario. Pero el viernes 12 de diciembre de 1997 su historia llegó a su fin. Al ordenársele identificarse en una corte parisina, respondió: “Mi nombre es Illich. Mis apellidos Ramírez Sánchez. Nací en octubre 12, de 1949, en Caracas.” Al preguntársele sobre su profesión, Illich bajó levemente la cabeza y se peinó lentamente el pelo largo y gris. El pañuelo alrededor del cuello lo hacía parecer más un banquero exitoso, que el terrorista sangre fría que en realidad fue. “Mi trabajo es revolucionario profesional”.

La leyenda de Carlos comienza en la Venezuela de 1949. Su padre, José Altagracia Ramírez Sánchez, comunista y ateo de alma y corazón, le dio el segundo nombre del hombre que más admiraba. Sus siguientes hijos serían condecorados con los otros dos; Vladimir y Lenin. Elba María Sánchez, madre de los niños, a quien no le hacía mucha gracia ni los nombres ni el ateismo de su marido, tuvo que bautizarlos a escondidas y con frecuencia los llevaba a misa sin que su marido se enterara. Por problemas de faldas, para 1958 los Ramírez Sánchez se habían divorciado e Illich fue enviado a Caracas a estudiar al Liceo Fermín Toro, institución elegida a dedo por su padre, por su fama como granero de militantes izquierdistas.

En 1964 se anota en las filas del Partido Comunista y participa en una que otra tiradera de piedras sin pena ni gloria. Durante esta época, Illich supuestamente viaja a Cuba junto a otros venezolanos para entrenarse en el arte de la guerra de guerrillas, bajo el ojo atento de Fidel Castro y la KGB. La CIA, quien en principio revelaría esta información como cierta, más tarde aceptaría no tener pruebas de ello.

Lo que sí es cierto es que en 1966, Elba se llevó a sus hijos a estudiar a Londres, donde Carlos se conviertió en un bon vivant de primera línea, más conocido entre sus maestros por flojo, copión y sus exquisitos gustos en el vestir, que por sus opiniones. En Londres, asistió a reuniones de un grupo de exiliados comunistas, cuya creación más tarde se acreditaría. De acuerdo a miembros de la logia, Illich sólo fue un par de veces y como oyente.

En 1968, José Altagracia solicitó cupo en la Universidad Patrice Lumumba de Moscú, el cual le fue otorgado gracias a la intervención del Partido Comunista venezolano.

Oficialmente, una vez en Rusia, los estudios de Illich pronto se diluyeron entre alcohol y mujeres, con el dinero que obtenía con facilidad gracias a la generosa mesada que le llegaba de Venezuela periódicamente. Tras muchos intentos en vano de encarrilar al joven, Carlos finalmente dio una estocada a su permanencia en Moscú al participar en una marcha organizada por simpatizantes pro-árabes en Moscú, lo cual causó que fuese expulsado de la universidad en 1970.

Los historiadores frecuentemente consideran esta anécdota una coartada de la KGB para librar al nuevo recluta de toda sospecha. Sin embargo, no existen pruebas de que Carlos haya estado en la nómina de la KGB. De aquellos árabes escuchó por primera vez durante sus luchas contra los israelíes y cuando en 1966 el Frente Popular para la Liberación de Palestina, FPLP, le declaró la guerra a Israel, Illich dejó Moscú por un campo de entrenamiento en Jordania. El mismo día de su llegada Illich fue bautizado con el nombre con el que pasaría a la historia: Carlos.

El origen según las malas lenguas viene de la relación de su padre con el entonces presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez. El alias de “El Chacal” se lo dieron más tarde, cuando en una redada a la casa donde escondía unas armas en Londres, la policía halló una copia de la novela de William Forsyth, El día del Chacal. Aunque la novela no le pertenecía y Carlos era uno de los varios seudónimos que usaba, la prensa sensacionalista no tardó mucho en convertir “El Chacal”en su nom de guerre.



Tras la declaración de guerra, los palestinos fueron expulsados de Jordania y George Habash, líder del movimiento, lo envió a Londres como su representante en Inglaterra.

Una vez allí se fue a vivir con su madre y se inscribió en la Universidad de Londres, donde estudió economía y ruso. Mientras estudiaba, Carlos revisaba el periódico en busca de judíos prominentes a quien extorsionar o asesinar en nombre del frente. De esta época varios golpes le son atribuidos, pero no hay pruebas de que en realidad haya llevado a cabo ninguno de ellos.

1972 fue un buen año para el FPLP. Sin mucha pausa realizaron el secuestro de un avión de Lufthansa en Londres, el ataque al aeropuerto de Tel Aviv y la masacre de los atletas judíos en las Olimpíadas de Munich; golpes que en el futuro le serían erróneamente atribuidos a Carlos por la prensa.



Pero el éxito de las acciones hizo que este decidiera tener un rol más activo en la causa. La oportunidad llegó el 28 de Junio de 1973, cuando Mohamed Boudia, operativo del FPLP en París fue asesinado por grupos paramilitares israelíes. Carlos fue asignado como asistente del sucesor de Boudia, Michel Moukharbal. Pero la inexperiencia los condujo a una serie de ataques sin o con relativo éxito, que eventualmente los llevó a retirarse para orquestar futuros ataques.

En 1975, Moukharbal fue arrestado en Beirut y al ser interrogado por la policía sucumbió a la presión. En su testimonio identificó a Carlos y dio la dirección de una de sus novias en París. El 20 de junio agentes franceses tocaron a la puerta del 9 Rue Toullier, donde Carlos celebraba en compañía de varios estudiantes venezolanos.

Los agentes entraron al apartamento con Michel Moukharbal. Al preguntarle si reconocía a alguien en la fiesta, Michel levantó el dedo y señaló a Carlos. Iracundo, Carlos abrió fuego, mato a Michel, a dos agentes e hirió a otro. Esa misma noche saldría hacia Beirut, vía Bruselas, utilizando un pasaporte chileno falso. En Beirut Carlos fue recibido como un héroe por el asesinato de Moukharbal, quien había sido desenmascarado como un doble agente, y la FPLP le pidió que formara un equipo para llevar a cabo un plan que sería el que finalmente lo escribiría en los libros de historia: el secuestro de los ministros de la OPEP en Viena en 1975.



El equipo estaba formado por 7 personas, tres alemanes, dos palestinos y un libanés.

Tras meses de preparativos, el domingo 21 de diciembre entraron en la sede de la OPEC en Viena y una vez dentro del lobby sacaron sus armas y procedieron someter a los presentes. Los ministros fueron divididos en cuatro grupos: liberales, semi-liberales, criminales y neutrales. Los estados criminales eran: Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Irán y Qatar, por no estar lo suficientemente envueltos con el movimiento palestino. La orden del FPLP era ejecutarlos.

Las negociaciones fueron cortas y las demandas por un avión fueron cumplidas sin mucha vacilación. Con los ministros como rehenes, volaron a varios países del Medio Oriente hasta finalmente ser aceptados en Argelia, donde liberaron a los rehenes y desaparecieron bajo la protección del gobierno argelino. Varias fuentes dicen que Carlos recibió personalmente cerca de 50 millones de dólares por liberar a los ministros. Carlos, por supuesto, niega esta afirmación y el hecho de que aún esté vivo puede ser prueba.

Sin embargo su condescendencia con los ministros fue criticada por el frente y como consecuencia fue expulsado del mismo.



Durante la toma de la OPEP, Carlos se había comportado como una diva, firmando autógrafos y exponiéndose públicamente para los fotógrafos. El FPLP le dijo que en la organización no había lugar para celebridades. Además, al identificarse en Viena no lo hicieron como miembros del grupo. A partir de allí Carlos se convertiría en mercenario del mejor postor.

Durante los siguientes años, Carlos se dedicó a perpetrar ataques a diferentes asuntos europeos y bajo diferentes banderas, pero en realidad sus trabajos no eran más que producto de su actividad comercial como mercenario. Pero en 1984 finalmente halló una causa personal, cuando su esposa, la alemana Magdalena COP, fue arrestada por tráfico de armas. Tratando de forzar su liberación, realizó una serie de ataques terroristas en Francia que no tuvieron mayores resultados y Kopp finalmente fue liberada el 4 de mayo de 1985 por buena conducta.

En busca de una guarida Carlos y Kopp viajaron a través del Medio Oriente, del cual Carlos se había desvinculado y donde era una persona no grata, hasta que Siria le concedió asilo con tal que se mantuviese a bajo perfil durante su estadía en Damasco, ciudad que tomó por residencia.

El fin de Carlos empezaría a escribirse en 1991. Con la Guerra del Golfo en ciernes, Saddam Hussein, de acuerdo a la CIA, empezó a hacer planes para ataques terroristas contra intereses estadounidenses, y el nombre de Carlos como líder y planificador de los ataques llegó a manos de la inteligencia norteamericana.

Siria, aliada de los Estados Unidos en la guerra, buscando mejorar sus relaciones con Washington, expulsó a Carlos del país, obligándolo a radicarse en Sudán. En Jordania, Carlos dejó a Kopp para casarse con la jordana Abdel Salam Adhman Jarrar Lana y Kopp dejó el país rumbo a Venezuela en compañía de su suegra y la hija de ambos.

En Sudán, Carlos no tardó mucho en volver a su vida de playboy, avergonzando al gobierno musulmán de Sudan, pavimentando el camino para su entrega a oficiales franceses. Francia había buscado la extradición de Carlos sin mucho éxito, prometiendo hasta el perdón de la deuda externa si se revelaba el destino del terrorista. Finalmente recibió información de su paradero y decidió ejecutar un plan para hacerse con su antiguo Némesis.

El sábado 13 de agosto Carlos se internó en un hospital de Jartum para operarse de una varicosela. Terminada la operación, y antes que pasara el efecto de la anestesia, un oficial sudanés le informó que un atentado en su contra acababa de ser descubierto y que lo llevarían a un sitio seguro. Carlos fue llevado al pueblo de Taif mientras esperaba instrucciones. A las diez se fue a dormir y a las tres de las mañana un grupo comando lo despertó, le inyectó un narcótico y lo metió en un saco, a bordo de un jet privado con rumbo a Francia, donde le fueron leídos los cargos por el asesinato del 9 Rue Toullier en 1975.

A pesar de que la inteligencia francesa había violado cualquier ley procesal habida y por haber, la liberación fue negada al terrorista y el 23 de diciembre de 1997 fue condenado a cadena perpetua. Actualmente en prisión, aparentemente para siempre, Carlos no ha dejado la buena vida. En Francia, a pesar de todo es una celebridad y en el año 2001 se casó con su abogada la francesa Isabelle Coutant-Peyre con quien disfruta, según él mismo, de habanos y buena conversación durante las visitas conyugales.

El Nuevo Herald
Feb. 19, 2002

El Chacal, preso mimado de Venezuela

GERARDO REYES

Si el Chacal quería votar, el gobierno venezolano respondía de inmediato a su inquietud (Fax 138, ``Muy
urgente'').

Si el Chacal exigía que Venezuela pagara su defensa legal con los fondos secretos del presidente Hugo Chávez
($500,000), la embajada en París tramitaba su petición (Fax 506).

Y si al Chacal se le ocurría lanzarse a la Asamblea Nacional Constituyente desde su cárcel o proponer un artículo
en materia de seguridad del Estado para la nueva Constitución, Venezuela estudiaba su propuesta (mensaje
cifrado, junio 24, 1999).

Carlos Ilich Ramírez Sánchez, alias el Chacal, ciudadano venezolano y terrorista internacional, ha sido el preso
mejor atendido por Venezuela en el exterior en toda su historia diplomática, y el de mayor influencia en el
gobierno.

Al menos esa es la impresión que tiene Nelson Castellano Hernández, ex cónsul de Venezuela en París, quien
alega que fue despedido de su cargo por presiones del propio Ramírez al gobierno de Chávez.

''La atención del gobierno venezolano a Carlos no es necesariamente un gesto humanitario, sino de
agradecimiento'', explicó Castellano, quien fue jefe del servicio consular de la embajada en París. ``La
explicación a esa actitud hay que buscarla en un compromiso de Chávez, de quien se dice recibió financiamiento
del clan de Ramírez Sánchez''.

Hay que buscarla también, agregó, en un compromiso del ex ministro venezolano Luis Miquilena, quien ha
admitido su estrecha amistad con el padre del Chacal, José Altagracia Ramírez.

Miquilena dijo a un periódico francés que la personalidad y la trayectoria del Chacal le merecen ``el más grande
respeto''

''Todavía me cuesta trabajo entender que un hombre como Ilich Ramírez, que desde 1998 anunció en una carta
desde su celda que su heredero sería Osama bin Laden, tenga tanto poder en un gobierno que se supone
democrático, y que el presidente Chávez le escriba diciéndole distinguido compatriota'', afirmó Castellano.

Castellano está de visita en Miami y hoy a las 11 am. hará un recuento en el Consejo por la Libertad de Cuba
(701 SW 27th Avenue) del largo historial de su relación con El Chacal, desde que fue secuestrado por el terrorista
en Líbano en 1991, hasta que fue despedido en 1999 por el entonces canciller José Vicente Rangel.

El ex diplomático venezolano recordó que el primer día del secuestro, Ramírez lo llevó en un automóvil a Siria y
allí lo invitó a comer sancocho para advertirle que se abstuviera de continuar una investigación contra el
embajador venezolano Antonio Pitoll, acusado de tráfico de visas.

Al final del secuestro, el terrorista le entregó una acta de nacimiento suya firmada mientras le decía, según
Castellano: ``Mi firma vale mucho dinero. Cuando tengo necesidades, escojo un millonario y le escribo, le
recuerdo que él tiene familia y él me envía dinero''.

Después de la experiencia en el Líbano, Castellano regresó a París, donde estuvo a cargo del caso de Ramírez,
quien fue arrestado en 1994 por el asesinato de dos funcionarios de policía franceses el 27 de febrero de 1975.

El diplomático lo visitó varias veces en su prisión de La Santé, para tomar nota de sus continuas exigencias.

Afirma Castellano que el detenido y su abogada y novia, Isabel Coutant-Peyre, pretendían presentar al gobierno
venezolano como un aliado de su causa.

Después de que la abogada hizo comentarios que Castellano consideraba que eran competencia del gobierno de
Venezuela, el diplomático le informó en una carta a la abogada que se estaba inmiscuyendo en asuntos de
gobierno.

''Esa carta produjo la ira de Ilich Ramírez, quien giró instrucciones a Caracas para que me sacaran del Ministerio
de Relaciones Exteriores'', explicó.

El entonces canciller Rangel lo desvinculó del servicio diplomático en septiembre de 1999.

Miquilena acusó a Castellano de ser un ''fabulador''. El ex diplomático le respondió que ``las fábulas, cuando son
dichas con pruebas, se llaman verdades''.

Durante las múltiples conversaciones que sostuvo con el Chacal, recuerda Castellano, éste le dijo que tuvo un
hijo en Cuba con una mujer de la isla a quien conoció mientras entrenaba, a principios de los años 70, una célula
terrorista llamada Punto Cero.

''El Chacal tiene miedo de que lo lleven a Guantánamo'', dijo el ex diplomático. ``Desde el 11 de septiembre, su
situación no es la misma''.

Ramírez también recibió visitas del embajador venezolano en Francia, Hiram Gaviria, quien renunció hace poco.

En un informe ''cifrado'' escrito por Gaviria, y conocido por El Nuevo Herald, se dejó constancia de cómo El
Chacal alardeaba de sus influencias en el gobierno de Venezuela.

El embajador escribió: ``El Sr. Ilich Ramírez Sánchez... afirmó que mi designación como embajador venezolano
en Francia obedece al deseo del gobierno de que me ocupe prioritariamente de él... Expresó el deseo de ser
candidato de la Asamblea Constituyente''.

«Aseguramos la existencia de los palestinos con nuestros secuestros y asesinatos»

El terrorista internacional «Carlos» comparece ante la Justicia francesa

CRISTINA FRADE. Corresponsal

PARIS.- El venezolano Ilich Ramírez Sánchez Carlos, durante años uno de los terroristas más temidos del mundo, reivindicó ayer la toma de rehenes en la cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebrada en Viena en diciembre de 1975 y minimizó el papel desempeñado por uno de sus compañeros de armas, el arrepentido Hans-Joachim Klein.

Exhibiendo una amplia sonrisa, Carlos llegó al Palacio de Justicia de París, donde le esperaban para interrogarle los magistrados alemanes que desde mediados de octubre juzgan a Klein por tres asesinatos cometidos en la capital austriaca.

El ministerio de Justicia francés había invocado razones de seguridad para rechazar que el venezolano se desplazara a la Audiencia de Francfort para declarar.

«No reconozco el derecho de la Justicia alemana a juzgar una acción de la resistencia palestina, cometida hace 25 años en la sede de la OPEP en Viena, que goza de extraterritorialidad», fueron las primeras palabras de Carlos ante el juez Heinrich Gehrke, en una audiencia en la que sólo comparecía en calidad de testigo, dirigida por la francesa Michèle Bernard-Requin.

El legendario terrorista, condenado a cadena perpetua en Francia, describió a Klein como «un ladrón de poca monta, no demasiado intelectual» y añadió con orgullo: «Era un honor para él trabajar a mis órdenes».

Carlos explicó el contexto de la operación de Viena diciendo que en 1975, «los palestinos estaban considerados como unos apestados. Nosotros aseguramos la existencia de ese pueblo con nuestros asesinatos y nuestros secuestros».

Interminable monólogo

La mayor parte de la audiencia consistió en un interminable monólogo con el que el famoso terrorista pretendió explicar la acción, que comenzó con el asesinato de un empleado libio de la OPEP, un guardaespaldas iraquí y un policía austriaco. Después, el comando de seis personas que lideraba y en el que participaba Klein secuestró a 70 personas, por las que obtuvo un rescate de 50 millones de dólares de Arabia Saudí antes de liberarlas en Argel.

La juez francesa no disimulaba su exasperación, pero Carlos siguió rememorando la historia de Palestina, manifestó su respeto por Yasir Arafat y mencionó el papel de «un jefe de Estado autoproclamado». «¿No será por casualidad Gadafi?», le interrumpió Michèle Bernard-Requin. «Es demasiado pronto para decirlo», repuso el terrorista.

El alemán Gehrke también hizo un intento de poner fin al discurso de Carlos: «Todo lo que acaba de decir no interesa directamente a este tribunal. ¿Conoce usted a Klein?». El venezolano se mostró entonces ofendido: «Estoy muy decepcionado. Creía que deseaban conocer el porqué de la operación. Ya se lo he dicho al juez Bruguière [jefe de la sección antiterrorista de París]: rehuso toda cooperación con los jueces alemanes que son los herederos de la Justicia nazi».

Illich Ramírez Sánchez, nacido en Caracas en 1949, es sospechoso de una decena de atentados perpetrados en la década de los 70 y 80 en París, Londres, La Haya y Marsella entre otras ciudades y tiene pendientes en Francia varias causas. Fue detenido en Sudán en 1994 y entregado a Francia en 1997.

Ilich Ramírez Sánchez conocido como "Carlos el chacal", Venezuela) el 12 de octubre de 1949).

Es hijo del millonario venezolano José Altagracia Ramírez Navas, miembro del Partido Comunista de Venezuela y vinculado a empresas navieras, quien le inculcó el marxismo como doctrina a todos sus hijos y de Elba María Sánchez quien fue católica y quiso enseñar a sus hijos el amor por la religión.La madre llegó a bautizarlos a escondidas para evitar disputas con el padre. Ilich quien es el mayor tiene además otros dos hermanos: Vladimir y Lenin. El matrimonio Ramírez Sánchez se divorció en 1958 y enviaron a Ilích a estudiar a Caracas.

Ilích inicia estudios en 1958 en el Liceo "Fermín Toro", que para la época era el principal centro de estudios de los jóvenes comunistas. De motu propio Ilích ingresó en el Partido Comunista de Venezuela en 1964, ferviente marxista y proarabista, cosmopolita y poliglota (conoce cinco idiomas: además de su nativo español, francés, inglés, ruso, árabe). Aparentemente visitó Cuba donde recibió entrenamiento en tácticas de guerrilla urbana e inicia contactos con la KGB, inteligencia Soviética. De estos años queda el testimonio del Coronel Víctor Simenov quien fue su instructor de campo y lo recomendó ampliamente por su capacidad para aprender y defender las ideas de izquierda. La CIA señaló en el expediente que construyó sobre Ilích Ramírez que en efecto había estado en Cuba entrenando aunque años después asumió que no tenía pruebas.

En 1966, Elba María Sánchez en vista de la evolución de su hijo mayor, decide enviarlo a estudiar a Londres para alejarlo de las ideas de izquierda. En la capital británica, Ilích es seducido por la vida capitalista y se inserta en el marco social inglés como un playboy, siendo remarcada su tendencia al buen vestir. Sin embargo comienza a participar en reuniones de comunistas exilados. Tiempo después, algunos exilados dirán que Ilích fue sólo en dos oportunidades y en calidad de oyente. Sin embargo, en lo académico fue un fracaso y Altagracia, el padre retoma su tutoría.

En 1968, con ayuda del Partido Comunista de Venezuela consigue un cupo en la Universidad Patrice Lumumba de Moscú de la cual es finalmente expulsado en 1970 luego de despilfarrar la manutención que recibía periódicamente desde Caracas, conoció además países árabes y europeos, en 1970 se une en Jordania al Frente Popular de Liberación de Palestina de George Habbash. En 1973 se encuentra radicado en París donde se le atribuyen estallidos de coches bombas en las sedes de algunos diarios, en 1975 intenta estallar un avión comercial israelí en un aeropuerto de Francia haciendo uso de una bazuca. En el primer intento hace blanco en una aeronave yugoslava, viéndose obligado a tomar un grupo de rehenes y escapar a Bagdad. Para esta época ya era llamado Carlos, curiosamente por la amistad que unía a su padre con el presidente socialdemócrata de Venezuela, Carlos Andrés Pérez.

En diciembre de 1975 participa junto a varios miembros del grupo terrorista alemán Baader-Meinhof en el secuestro de ministros de la OPEP reunidos en Viena.en 1976 retorna a Sur America y sostiene enfrentamientos con la derecha Venezolana donde muere su aliado venezolano apodado Miguel, Maracaibo Estado Zulia y bautiza a un recien nacido desahuciado a mediados del mes de marzo de 1977 bajo la arquidiosecesis de Maracaibo en el Hospital Coromoto de Maracaibo donde se encontraba combaleciente Miguel , el recien nacido no le garantizaban vida y junto a Concepcion Andara allegada a Carlos, bautiza a Jose David Sanchez Fernandez de quien su paradero es incierto. En 1982 realiza diversos atentados a la red ferroviaria de Francia en demanda de la liberación de su pareja, la alemana Magdalena Kopp, quien es militante de la Fracción del Ejército Rojo o Banda Baader-Meinhoff y esta acusada de tráfico de armas. Carlos en represalia a esta detención lleva a cabo dos atentados terroristas el 31 de diciembre de 1983 volando la vía de alta velocidad París-Marsella y la estación de Saint Charles. Finalmente Magdalena es liberada por buena conducta el 4 de mayo de 1985. La pareja viaja al Medio Oriente buscando refugio lo cual era difícil por la dañada relación de Carlos con el mundo árabe. Siria lo aceptó con la condición de que mantuviera un bajo perfil. Con ella, Carlos tuvo una hija el 17 de agosto de 1986 llamada Elba Rosa Ramírez Kopp a quien presentaron en la embajada venezolana como ciudadana de esa nación.
Carlos y su esposa Isabelle Coutant-Peyre

Llegada la guerra del golfo en 1990, la CIA logra identificar a Carlos como el autor de varios atentados contra objetivos norteamericanos y presiona a Siria para que le quite el refugio al terrorista venezolano. Siria, aliada en la guerra de Estados Unidos decide expulsar al venezolano quien sale hacia Libia pero es rechazado, posteriormente sale hacia Sudán.

Carlos se separa de Magdalena y se casa con Abdel Salam Adhman Jarrar Lana, se aproxima al Islam y colabora con la policía africana pero continua con su vida de alcohol y mujeres que tanta influencia tuvo en su juventud, lo cual enfurece al gobierno sudanés. Mientras tanto Francia continuaba las investigaciones para ubicar al terrorista. Ofrece y negocia incluso la condonación de la deuda externa a Sudán a cambio de la información del venezolano.

El sábado 13 de agosto de 1994, Carlos ingresa a una clínica en Jartún, Sudán para ser intervenido quirúrgicamente en el rostro. Finalizada la operación y aún bajo los efectos de la anestesia es trasladado al pueblo de Taif bajo engaño, pues los sudaneses le indicaron que corría el riesgo de un atentado en su contra. Una vez en el sitio, Carlos es atrapado mientras duerme por un grupo de comandos franceses quienes le inyectan un sedante y lo meten en un saco trasladándolo a Francia en un jet privado. Una vez en el país galo, es enjuiciado y condenado el 27 de diciembre de 1997 a dos cadenas perpetuas por actos de terrorismo entre los que se incluyen el asesinato de dos miembros del servicio secreto francés, de un informante además es solicitado por las autoridades de Austria y Libia.

El gobierno de Venezuela, por iniciativa del presidente Chávez intentó velar por la protección de los derechos fundamentales a "Carlos el Chacal" como un ciudadano venezolano si bien, según las declaraciones del propio Carlos, disfruta "de habanos y buena conversación durante las visitas conyugales" (se casó en 2001 con la abogada francesa Isabelle Coutant-Peyre, quien defendía su causa), además pidió al gobierno francés la posibilidad de poder extraditarlo para cumplir la condena en su país Venezuela, hecho al final no conseguido, debiendo proseguir detenido en Francia.Se conoce oficialmente su relación en los ultimos años con el ingeniero en gas Carlos Suárez Ramirez quien se dice es su primo.

Este artículo está licenciado sobre GNU Free Documentation License. Es una adaptación de Wikipedia "Ilich Ramírez Sánchez".

HILLARY CLINTON

NO MAS FARC

Loading...

CONSEJOS LOCALES DE PLANIFICACION PUBLICA

RICHARD MARDO

JORGE QUIROGA

JORGE QUIROGA II

ZOMBIE

VIDEOS DESDE EL EXILIO

DESDE EL EXILIO

LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLITICOS

VIAJE A RIO DE JANEIRO BRAZIL

KONRAD ADENAUER RIO DE JANEIRO BRASIL

FOTOS RIO DE JANEIRO BRASIL

PRESOS POLITICOS DE LA DICTADURA VENEZOLANA

CHICAS POLAR

JONRON POR LA DEMOCRACIA

VOTA NO

LA VERDADERA CARA DE LOS BOLIBURGUESES . . .

ESTUDIANTES NUESTRO FUTURO

LIDERAZGO Y VISION ( UN SUEÑO PARA VENEZUELA)

REALIDAD CUBANA

ESTA ES LA VERDADERA VENEZUELA

QUIERO A MI VENEZUELA Y A SUS MUJERES

WINDS OF CHANGE

VIENTOS DE CAMBIO

REALIDAD

PROTESTAS EN CHILE

VIDEO REVELADOR

Loading...

PORQUE NO TE CALLAS !

BOTELLAZOS AL TTE CNEL

PROHIBIDO OLVIDAR EN VENEZUELA

VENEZUELA . . . VENEZUELA . . . COMO QUIERO A ESTE PAIS

VENEZUELA PAIS PARA QUERER AMAR Y LUCHAR

HAY QUE CAMBIAR AL GOBIERNO DE NUESTRO PAIS

MUSICA DE FONDO

MUSICA DE PROTESTA